Entre 2012 y 2016, la adopción del teletrabajo en las organizaciones colombianas tuvo un incremento del 146%.

Mucho se ha hablado de los beneficios sobre el teletrabajo, especialmente en ahorros de costos fijos y operativos, optimización de recursos y productividad, pero el tema aún no convence del todo a jefes y directivos. Por ello, traemos a colación los resultados de una investigación realizada por la Universidad de Stanford, la cual midió el impacto de implementar una política de trabajo remoto en una organización de 16.000 empleados.

Ctrip, la agencia de viajes más grande de China, a finales de 2010 escogió el departamento de call center como grupo para la realización de un experimento que mediría el impacto de trabajar desde casa. De 503 trabajadores que se postularon como voluntarios, 249 cumplieron con las condiciones para teletrabajar (mantenerse vinculado a la empresa al menos por seis meses, contar con acceso a Internet y un espacio en casa destinado para trabajar) y se dividieron en dos grupos: 131 trabajarían desde su casa cuatro días y un día en la oficina, mientras que los 118 restantes trabajarían en las instalaciones de la compañía los cinco días laborales.

 

Los resultados

Al concluir la investigación, los datos arrojaron que quienes teletrabajaron se mostraban más felices con su empleo y disminuyeron los índices de deserción en comparación con el grupo que se mantuvo en la oficina. Pero sin duda el impacto más notable se reflejó en la productividad, la cual aumentó un 13% durante los nueve meses que duró el experimento.

El grupo de teletrabajadores mostró reducción en días asociados con permisos o enfermedad, incrementó en un 9,2% el tiempo dedicado al trabajo por día y registró mayor número de llamadas diarias mayor (3,3%), sin que la calidad se viera comprometida. Por su parte, la organización, pudo comprobar que redujeron en USD$1.250 los costos de oficina por empleado / año y se ahorraron cerca de USD$400 por empleado en relación con procesos de inducción.

teletrabajar

Nicholas Bloom & James Liang & John Roberts & Zhichun Jenny Ying, 2015. “Does Working from Home Work? Evidence from a Chinese Experiment,”

 

Cambio de percepción

En un inicio la organización pensaba que los únicos ahorros que obtendría serían los asociados con costos fijos y operativos, y que se perdería la disciplina de trabajo que da el estar en la oficina. En entrevista con Harvard Business Review, Nicholas Bloom, profesor de economía de Stanford y director de la investigación, respondió.

 

¿Por qué aumentó la productividad y la cantidad de tiempo que la persona trabaja al día?
La productividad se ve beneficiada de factores como un ambiente tranquilo, pues las oficinas muchas veces son espacios de distracción. En cuanto al número de horas diarias, se evidencia que las personas inician sus labores más temprano en la mañana, toman descansos más cortos y en ocasiones trabajan hasta el final del día. Además, los días de permisos y ausentismo fueron menos.

 ¿Hay alguien que no pueda o no deba trabajar desde casa?
El teletrabajo no es para todos. No todos tienen la disciplina para hacerlo. En el caso de Ctrip, fueron los mismos empleados quienes se ofrecieron como voluntarios, y así debe ser, los empleados deben estar interesados en la modalidad laboral y motivados a hacer parte de ella.

Se evidenció resistencia por parte de los jefes porque es difícil sentir que se tiene el control sobre los teletrabajadores ¿Cómo superarlo?
Fueron sobre todo los mandos medios quienes manifestaron esta resistencia. Precisamente por ello se realizó el experimento, para demostrar que trabajar desde casa no obstaculiza el rendimiento. El consejo para ellos es que exploren las oportunidades y se den la oportunidad de medir cuán productivos pueden ser los empleados en casa.

 

En la última década, las nuevas tecnologías han permitido una transformación en cuanto a contratación y modalidades laborales. Experimentos como el realizado con Ctrip, evidencia los beneficios de adoptar estos nuevos modelos laborales, sin dejar de lado algunas consideraciones como contar con la infraestructura tecnológica necesaria, establecer un plan de horarios, canales de comunicación y metas y sobre todo, contar con personal calificado en competencias competencias clave para su desempeño y empoderados para autogestionar sus labores.

 

¿Quieres que tus colaboradores tengan las competencias que se necesitan para un trabajo a distancia exitoso?

Conoce +Teletrabajo para organizaciones